Shut up, please ( calla, por favor)

Cuando hablas ( o escuchas pensando en lo que vas a contestar, que es lo mismo que no escuchar) sólo dices lo que ya sabes.
Nada nuevo.
Nada sorprendente.
Sólo repites una y otra vez el mismo cuento de siempre.
Tu mente utiliza los mismos circuitos y por memoria asociativa recupera información de entre la que ya dispones.
Por tanto, siempre obtienes las mismas respuestas.
Refuerzas la historia de tu personaje ( aquella, que precisamente, es la que quieres cambiar)
Te la crees cada vez más.
La impregnas en tus células
Perpetúas el sistema.
Perpetúas los circuitos.
Perpetúas la respuesta.
Perpetúas tu vida.
No avanzas.
Sigues en el lugar de siempre.
Cada vez más apagado y desgastado.
Destruyes tu poder de creación.
Y olvidas tu parte divina.
Cuando callas, conectas.
Cuando callas, te iluminas.
Cuando callas, brillas.
Al principio, hay un inconveniente ( para los que llevan toda la vida pensando).
Que cuando callas, sientes.
Cuando callas, te descubres.
Y si no estás acostumbrado, sentir te descontrola y te duele.
Pero nada que no puedas gestionar.
Sentir es tu especialidad.
Eres humano.
Y los humanos sentimos.
Estás preparado para hacerlo.
Sólo que de tanto pensar, te has olvidado.
Cuando mantienes silencio, te abres al cielo.
Cuando mantienes silencio, te abres a la actualización.
A la inspiración.
A lo inesperado.
A lo sorprendente.
A lo trascendente.
Y te llega lo que ni siquiera tú sabes.
Lo que no está en tus circuitos.
Lo que está fuera de ti.
Lo que jamás hubieras imaginado.
Cuando estás en silencio absoluto, no buscas respuestas.
No recuperas archivos.
No repites patrones.
Simplemente, te llega,sin más.
Como por arte de magia.
Entonces, inspiras.
Creas.
Sorprendes.
Decodificas información del Universo que está disponible para todos.
Ahí tienes acceso a la Fuente.
Ahí tienes acceso al Todo.
A la inspiración.
A la magia
A la genialidad.
A la divinidad.
¡¡Eso es auténtica luz!!
Calla.
Practica el silencio.
Empezará la transformación en tu vida.
Y serás un o una crack.
Silencio.
Humildad.
Y observación.
Serás pura creación.
(Pero calla, por favor)
Rafa Mota
Personal Coach
www.rafamota.com
2017-07-29T12:50:10+00:00 Gestión mental|

3 Comments

  1. Lucia Celis 12 agosto, 2017 at 2:11 pm - Reply

    Querido Rafa,

    No vengo a pedir tus servicios, mi posición, afortunadamente para mi es la de ofrecerlos aunque desafortunadamente para quien los necesita, aún no sabe que existo, ni yo, ni lo que callo, ni lo que comunico, ni lo que transmito.
    El motivo por el que estoy aquí, es porque cada vez que descubro a alguien que tiene exactamente los ingredientes exactos, que hay que tener, para verdaderamente; ayudar a los demás a asumir su verdadera grandeza y todo eso que tan bien transmites con tu voz, tu alma, tu sabiduría, tus escritos, tus vídeos…pues resulta que me nace una especie de maravilloso fuego, en el que siento la necesidad de comunicárte algo. Imagino que es por una empatía mentirosa, o sea, me imagino que para ti fue tan difícil como lo está siendo para mi y entonces, te digo a ti, lo que en realidad me imagino que necesito yo. Con lo que si no acierto, imagínate que estoy callando y que no te he dicho nada. ¿trato? jijijii
    No dejes de hacer lo que estás haciendo, por que mi alma tiene la total certeza, que lo estás haciendo verdaderamente bien. Se nota que tú si has llegado a la verdad por el método empírico y a través del conocimiento que te brindó el Desarrollo Personal. Además, me gusta saber que el m undo se está repoblando de personas como nosotros, hemos pisado las brasas del infierno y ya sabemos que pasos dar para no entrar y qué pasos dar para sentir la felicidad de estar fuera.

    En cuanto a este post, maravilloso. Deberíamos leerlo todas las personas que comunicamos nuestros problemas y fobias, en modo bucle y en modo victima, ese lugar y ese espacio en el que no hay lugar a soluciones.

    Yo he llorado mientras lo leía. Gracias querido Rafa.

    • Rafa Mota 13 agosto, 2017 at 11:11 pm - Reply

      Muchas gracias Lucía. Cuanto más te ayudes a ti, más podrás ayudar a los demás. Hagas lo que hagas, no lo hagas pensando en ayudar a los demás. Hazlo para crecer tú y desde ese lugar, sin pretenderlo, ayudarás mucho más a los demás. Un abrazo y un placer “hablar” contigo por aquí.

  2. Beatriz 24 agosto, 2017 at 11:17 pm - Reply

    Personalmente, me quedo con las palabras escritas. Reconozco que he estado buscado la reflexión original cuando he visto tu comentario de hace un rato sobre la versión en YouTube. Será por la filóloga que llevo dentro, que me hace remitirme directamente a las fuentes originales.
    Maravilloso tu mensaje. Llevo toda mi vida, 45 años, intentando hacerme oír y sin permitirme guardar silencio. Pero tengo miedo a enfrentarme a ese silencio porque seguramente no va a decirme lo que espero escuchar.
    Estoy cansada de ser una víctima. Muy muy cansada. La vida no es fácil y en este momento no sé lo que quiero, pero tengo muy claro lo que no quiero: no quiero que los días sigan pasando sin vivirlos. Porque sé que Vivir, no siempre es lo mismo que estar viva…
    Gracias y un saludo desde mi admiración más sincera.

Leave A Comment