Comprender que la capa más primitiva y profunda de la mente del ser humano está configurada desde el instinto, el miedo, el control, la protección y la superviviencia es el primer paso para poner rumbo hacia la trascendencia.

Observar la mente más básica, escondida, oscura y animal, darse cuenta de cómo  funciona esa estructura inconsciente y dejar de culpabilizarse por ello, te permitirá vivir  desde la mente más inteligente, evolucionada, visionaria y trascendental.

La paz, la verdad, la serenidad, el equilibrio y el bienestar no las alcanzarás luchando contra la mente.

Las alcanzarás saliéndote de ella.

Cuando dejes de ser ella, te desidentifiques, la comprendas, la observes, la “veas”, la aceptes y la trasciendas, alcanzarás la tan deseada libertad.

Lo que estás buscando no está en la mente.

Lo que estás buscando está fuera de ella.

Por eso nunca lo encuentras.

Porque buscas la vida y la verdad desde la mente y la mentira.

Y eso es el gran sufrimiento de este juego.

Buscar la coherencia del TODO desde la incoherencia de uno de las partes es tan absurdo como como buscar la infinita libertad de la vida en la celda de una de sus cárceles.

Rafa Mota

 

 

Rafa Mota

Rafa Mota

Estudié económicas, prefiriendo la filosofía, y viví durante más de veinte años en el mundo de los negocios, del estrés y del dinero sin encontrar nunca esa “felicidad” que tanto buscaba y anhelaba. Hasta que la vida, tras una gran crisis económica, financiera, personal y existencial, me puso en mi lugar. Y me di cuenta de una cosa: el gran secreto de la vida no es ni hacer, ni tener, ni buscar… es SER. Esta es la base del éxito personal.

Para y respira
Siguiente entrada

Deja un comentario