30 pequeñas cosas para dejar de pensar y volver a empezar.

Te dejo aquí 30 pequeñas cosas, simples y muy sencillas, para calmar tu mente y volver a empezar tu vida.
1-Respira conscientemente y date cuenta del aire que respiras.
2-Reconócete como ser consciente que respira, siente, hace, piensa, da e interactúa con el todo. No como ser automático que recibe y espera.
3-Obsérvate y pon el foco en ti.
4-Lleva tu atención a las sensaciones corporales.
5-Siente y aprende a identificar tus emociones, estás preparadísimo para hacerlo.
6-No te resistas a la emoción, deja que se exprese en tu cuerpo, acepta el dolor y la incomodidad que pueda producir.
7-No te opongas a tu propia vulnerabilidad, siente cómo te derrumbas.
8-Ayúdate de la respiración y ábrete a la vida, ábrete a la experiencia, respira hondo, abre el diafragma, abre el cuerpo y permite que el obstáculo, por mucho que te duela, te transforme. Imagina que eres transparente y que la vida te atraviesa.
9-No le tengas miedo a la experiencia emocional, y si le tienes miedo, vívela con miedo. No te matará. te transformará.
10-Practica el silencio consciente. Dos o tres minutos cada día, o los que quieras, sin hacer absolutamente nada. Sólo obsérvate , siendo consciente de lo que sucede en tu cuerpo.
11-Medita cada día, aunque sea unos minutos.
12-Escribe un diario emocional.
13-Si eres una persona muy autoexigente y muy activa, practica ejercicio suave y relajante, para bajar tu ritmo vital y entrenarte en la calma y la serenidad.
14-Si eres una persona más bien pasiva y con poca energía, practica ejercicios de más intensidad o de mayor impacto corporal.
15-Realiza paseos conscientes, llevando tu atención al cuerpo, a las sensaciones, a lo que escuchas durante el paseo, a lo que ves o a lo que sientes y si se te va la mente al pensamiento, date cuenta y vuelve la atención al paseo.
16-Escribe todas tus preocupaciones en un papel y haz una lista de prioridades para conseguir vaciar tu mente.
17-Cuida tu alimentación.
18-Cuida la calidad del sueño y descansa.
19-Nunca te mientas ni te digas que estás bien cuando no lo estás, hacer un papel es un pérdida de energía brutal y es activar tu mente para “controlar”.
20-Disfruta del instante, tocando, mirando, oliendo, saboreando, escuchando,vive el momento, siendo consciente y observando tu mente. Si se te va a los problemas y a lo de siempre, date cuenta de que te has ido y vuelves al instante.
21-Practica tus aficiones favoritas, baila, salta, canta , pinta, dibuja, recupera aquello que algún día dejaste en un cajón.
22- Cuando tengas miedo, ten MIEDO. Grítalo a los cuatro vientos, RECONÓCELO. Siii!! Tengo miedo.
23-Practica la soledad y date un capricho porque sí, porque te da la gana. Un café en un terracita, un paseo comiéndote un helado, túmbate al sol, un paseo en bici, lo que te de la real gana.
24-Regálate un masaje de vez en cuando.
25- Abraza y juega con tus hijos, con tu pareja o con quien te de la gana pero siendo consciente de todo lo que vives.
26-Practica la “rabioterapia”. Cuando estés lleno de rabia y no puedas gestionarla, suelta. Pega, grita, berrea, dale golpes a la cama, al sofá. Suelta esa energía y  vuelve a tu centro.
27-Bebe mucha agua, el agua es conductora de la energía y te ayudará a volver al equilibrio.
28-Haz estiramientos cada mañana para mantener tu cuerpo elástico.
29-Ábrete a lo inesperado y a lo soprendente, aunque al principio te cueste. Háblale a la vida, como si fuera una más de tu família. Tarde o temprano, te responderá ( y sin “fumar”) Todo en la vida es un entreno. No hay nadie que no necesite aprendizaje. El talento y la sabiduría necesitan muchas horas de trabajo personal. La vida es alucinante pero has de aprender a interactuar con ella y a interpetar las señales que te da.
30-Aprende a no hacer NADA. En la nada, está todo y de la nada apareciste TÚ.
Practicar la nada te servirá para encontrarte. La mejor vida siempre está en el silencio.
Y por último, ánimo, mucho ánimo y perserverancia.
Es un camino que merece mucho la pena.
Es un camino lleno de VIDA, nunca mejor dicho.
Y recuerda una cosa.
Que infinito siempre empieza por cero.
O por nada.
Como quieras.
Todo es empezar.
Rafa Mota
Personal Coach
www.rafamota.com
2017-08-31T01:22:49+00:00 Gestión mental|

Leave A Comment